cultivo

Cultivo de ajo y sus cuidados

El ajo es posiblemente uno de los cultivos  más arraigados a lo largo de toda la existencia de la horticultura, por lo que es una planta notable en todas partes. Es una de las plantas más resistentes y menos exigentes para desarrollar en casa.

El arbusto del ajo puede alcanzar hasta 40 cm de altura, está formado por 6 a 12 bulbos o dientes y da pequeñas flores en forma de umbelas muy hermosas. El ajo es una planta con numerosas propiedades y ventajas para nuestro bienestar.

¿Cómo cultivar ajos en casa?

  • Suelo: pH entre 5,5 – 7,5, arcilloso.
    Zona: Luz y sombra
    Grandes vecinos: Acelga, apio, brócoli, frambuesa, cebolla, puerro, lechuga, remolacha, pepino, zanahoria y árboles de productos ecológicos.
    Vecinos horribles: judía verde, col, guisante y haba.
    Un par de días antes de establecer el ajo puede configurar su tierra con abono natural para la planta a ingerir más suplementos. Apreciar la plantación o la plantación de sus semillas y tener contacto con el desarrollo de su planta.

¿Establecer el ajo?

Siga estos pasos para plantar su planta de ajo en una maceta o en su jadin:

  • Seleccione un diente de ajo que este en buen estado.
    Cuando tengas la tierra preparada, coloca el diente de ajo con la punta hacia arriba en huecos de 3 – 4 cm de profundidad.
    Cubre el diente con la tierra que ha eliminado y presiona suavemente.

Ajos plantares

Sigue estos sencillos pasos para plantar ajos en tu vivero o maceta:

dependiendo de lo grande que sea la plántula (cola), haz aberturas en la tierra a partir de 4 cm.
Coloque el arbusto de ajo con las raíces enfrentadas y cubra la abertura con una tierra similar sin dañar ni tapar la cola.
Presione delicadamente la tierra y riegue sólo para humedecer la tierra y reafirmar la cola.

Conoce mas del cultivo de ajos ¿Cómo cultivar ajos?

Realidades curiosas
Aunque el ajo se adapta a todos los ambientes, el bulbo se desarrolla mejor en lugares fríos.

Irritaciones y enfermedades del ajo

El seto del ajo puede introducir más enfermedades y menos molestias, lo mejor es ser consciente de ellas y prevenirlas o entender qué hacer suponiendo que sucedan.

  • Molestias más normales: Gorgojo del ajo, mosca de la cebolla y nematodos.
    Enfermedades más normales: Moho de la lana, acumulación, óxido y crecimiento.
    Consulte nuestro artículo selectivo sobre infecciones y molestias del ajo .

¿Cómo tratar el ajo?

Recuerde que el desarrollo y el avance de su arbusto de ajo surgieron de la consideración que tenga con él.

La tierra no debe contener mucha humedad para que no se formen parásitos en los bulbos.
dependiendo del entorno en el que se cultiva, necesita una determinada cantidad de agua; cuanto más calor haga, más riego necesite. Hacia el inicio del desarrollo se esperará un ambiente fresco para que el bulbo se encuadre bien, más adelante no será imprescindible y suele estar en un ambiente más caluroso y con luz siempre que no se seque bruscamente.
Debemos mantener nuestro cultivo de ajo limpio de “malas hierbas”.
En el caso de que utilice abono, asegúrese de que sea estiércol natural o algún tipo de compost de poni o vaca libre.

¿Cómo proteger el ajo?

Hoy en día se pueden encontrar ajos pelados en el mercado; suelen estar enteros o pelados, listos para usar. También puede preparar su propia mermelada. Un truco para pelar más rápido los dientes de ajo es “pulverizarlos tiernamente” con el trozo horrible de una cuchilla.

realidades curiosas

Los esclavos egipcios que trabajaban en la construcción de las pirámides se quejaban de que no se les proporcionaba su comida, de la que el ajo era una parte importante. Decían que les daba vigor y fuerza.

Ajo guardado en aceite de oliva

Guardar el ajo en aceite de oliva es excepcionalmente sensato en el caso de que lo utilice mucho en la cocina, haga su propia protección y tenga los dientes de ajo preparados para cuando los quieran.

Ingredientes:

  • Dientes de ajo pelado
    Aceite de oliva
  • Utensilios:
  • Soporte de cristal con tapa.

preparación:

Pela unos dientes de ajo y ponlos en una sartén, cúbrelos con aceite de oliva.
Sofríe los ajos a fuego lento hasta que los dientes cambien un poco de tono (unos 8 minutos).
Vacíelo todo en un recipiente de cristal con tapa y espere a que se enfríen.
Guárdalos en la nevera y ¡listo! Utilízalos en el momento que más te apetezca.

Salva de ajo en vinagre

Esta salva está riquísima en raciones de verduras mixtas y platos de verduras.

Ingredientes:

20 dientes de ajo pelado
200 ml de vinagre de manzana
2 hojas sanas
1 trozo de tira de limón

Utensilios:

Recipiente de cristal con tapa

preparación:

  • Colocar los ajos pelado en el recipiente de cristal.
    Vierta todo el vinagre en el recipiente que cubre el ajo y añada la tira de limón y las hojas de sonido.
    Cierra el recipiente y guárdalo en un lugar fresco y poco iluminado durante 15 días.
    Agite el recipiente a intervalos regulares.
    Transcurridos los 15 días, querrán envolver el ajo para comerlo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *