cerezas

Como cultivar cerezas en casa a partir de las semillas en maceta.

Las cerezas son ese tentador producto natural que pone a prueba nuestras fuerzas. A fin de cuentas, es inevitable no tomarlas y participar de su sabor normal o protegido. Aunque esta alegría tiene un inconveniente, el valor, son una pieza costosa. Una justificación válida por la que le mostramos cómo desarrollarlas en casa, más concretamente en macetas.

Las dos flores y los productos orgánicos son motivo para tener uno en casa. Sea como fuere, los cerezos pueden llegar a ser excepcionalmente enormes, por lo que mantenerlos en el jardín puede ser problemático.

Fase 1

Lavar las semillas (el hueso está en el producto orgánico) para eliminar totalmente la acumulación de puré. Después, frotar en seco, si es concebible, sobre una superficie desagradable.

Etapa 2

Para acelerar la germinación, “rasque” los huesos, es decir, frótelos con ternura sobre una superficie áspera.

Etapa 3

Pon cada uno de los huesos que tengas en un compartimento de plástico con un papel húmedo en la nevera (es un árbol en la zona de virus).Puedes leer:¿Cómo cultivar mandarinas en una maceta?

Etapa 4

Llena una maceta con tierra y arena. La tierra debe ser algo ácida, pero sin perder sus suplementos. Cuando esté hecho, siembra las semillas a unos dos centímetros de profundidad y cúbrelas.

Propuestas.

  • Las cerezas necesitan mucha luz diurna y un gran curso de aire. Se inclinan por suelos ricos y arenosos con grandes residuos y un pH algo ácido.
  • Los plantones de cerezo necesitan espacio para enraizar. Por lo tanto, si se plantan en un contenedor, el espacio debe ser de unos 20 cm de profundidad.
  • Siembre las semillas a menos de 2,5 cm de profundidad. Para ello, haz una abertura con el dedo en la parte inferior primaria y coloca un hueso de cereza en ella.

Consideración

Cuando su cerezo podado comience a desarrollarse, debe recordar que necesita una consideración excepcional:

1.- Regar una sola vez cuando la tierra esté prácticamente seca. Los cerezos jóvenes no soportan la tierra húmeda, pero tampoco pueden permanecer secos durante mucho tiempo.

2.- Abone los árboles constantemente a finales de invierno.

3.- Fíjate bien en los insectos, ya que los cerezos son totalmente indefensos ante ellos.

4.- Podar un poco el cerezo a medida que se desarrolla para vigorizar la creación de productos orgánicos.

5.- Recuerde que se necesitan hasta 5 años para que el cerezo demuestre ser fructífero (excepto si refina una planta más desarrollada).

Para que el cerezo demuestre ser fructífero, las flores deben ser polinizadas. En caso de que no haya cerezos cerca de usted, debería tener unas cuantas plantas y abejas melíferas cerca.

Queremos creer que podemos ayudarle con estos consejos y hacer realidad su fantasía de tener su propio árbol.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *