vivir

¿Qué es mejor vivir en el campo o en la ciudad?

¿Dónde le gustaría vivir: en el campo o en la ciudad? Los dos lugares tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y la decisión final depende de los deseos y el proyecto de vida de cada uno.

Vivir en una gran ciudad tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes. La densidad de población, el clamor, los largos trayectos en coche, la ausencia de espacios verdes, la contaminación… son algunas de las variables que hacen que vivir en una ciudad sea un problema de nerviosismo. Según un nuevo informe, vivir en la ciudad aumenta en un 21% la probabilidad de experimentar un problema de malestar, similar a un factor de riesgo de tristeza o esquizofrenia.

En el momento en que nos planteamos dónde residir y si nos gusta vivir en un clima metropolitano o en la naturaleza, empezamos a sentirnos algo inseguros sobre si elegir una ciudad para residir o, por el contrario, si nos gusta vivir en un pueblo o en el campo, hay muchas ventajas y desventajas y deberíamos ser conscientes de si las ventajas o las cargas de cada una de las opciones de existencia se ajustan a lo que nos hace felices o al tipo de vida que queremos llevar.

La principal etapa vital para concluir si necesitas vivir en el campo o en la ciudad es conocerte a ti mismo, ya que cada uno de nosotros entiende lo que debe alegrarnos.

Table of Contents

Efectos en el bienestar de vivir en el campo

vivir

Según una exploración realizada por la Sociedad Española de Medicina General, algunas variables naturales del campo favorecen a sus ocupantes, ya que experimentan menos casos de crecimiento maligno, padecen menos hipertensión y fomentan menos problemas mentales, como el desasosiego y el abatimiento. Sea como fuere, por otra parte, los individuos que viven al aire libre son más propensos a sufrir enfermedades irresistibles y emergencias cardiovasculares intensas, debido al tiempo que tardan en llegarles los beneficios clínicos.

Repercusiones en el bienestar de vivir en la ciudad

Según un estudio realizado por Jens Pruessner, científico del Douglas College Establishment of Psychological well-being de Montreal (Canadá), vivir en una ciudad puede tener efectos nocivos para la salud, como problemas de tensión o esquizofrenia. El estrés es en gran medida responsable de que el bienestar psicológico de las personas que viven en una ciudad sea, en general, bastante más lamentable que el de las personas que viven en regiones provinciales.

En otro estudio de Pruessner, se descubrió que las mentes de las personas que viven en zonas urbanas responden más a las circunstancias perturbadoras. Es más, es precisamente la presión el desencadenante de que aparezcan problemas de bienestar emocional.

¿Cómo es el aire y la vida de los individuos en la ciudad y en campo abierto?

La satisfacción personal y la naturaleza del aire de los individuos en la ciudad es:

El aire está considerablemente más contaminado en las comunidades urbanas debido a la cantidad de vehículos que circulan y al humo que desprenden las modernas regiones situadas en los bordes de las zonas urbanas.
La satisfacción personal de los individuos en la ciudad, a pesar de que es una respuesta excepcionalmente emocional y depende de las inclinaciones individuales, en general podemos expresar que en una ciudad los individuos viven con mucha más presión y en general el coste típico de muchos artículos cotidianos es mucho más alto.

La satisfacción personal y la naturaleza del aire de los individuos en el campo es:

En el campo se inhala un aire mucho más limpio debido a que hay menos tráfico y cuántas regiones verdes y menos congestión y convergencia de empresas.


La existencia de los individuos en el campo es sustancialmente menos angustiosa, aprecian la tranquilidad y en su mayor parte los individuos no necesitan moverse tanto y pueden conseguir comida y un coste típico más bajo para la mayoría de los artículos cotidianos.

Beneficios o ventajas de vivir en la ciudad

  • Acceso a las administraciones públicas, como la educación, el bienestar y la cultura. El acceso a las distintas oficinas de estas administraciones es más fácil.
  • Relajación y cultura: Si eres una persona inquieta y te gusta estar al tanto de las últimas tendencias sociales y recreativas, en las grandes comunidades urbanas encontrarás numerosas opciones como películas, galerías, presentaciones, ocasiones y espectáculos, en igualdad de condiciones.
  • Trabajo increíble puertas abiertas: en las comunidades urbanas enormes verás como la gran mayoría del comando central de enormes organizaciones y escuelas de preparación, por lo que hay muchas más oportunidades de giro competente, así que suponiendo que consideres que la proyección experta es el motor de tu vida, la ciudad es tu decisión más ideal.
  • Red. Las comunidades urbanas están mejor asociadas. Cuentan con excelentes cimientos: calles, vías rápidas, transporte público… No obstante, hay que tener en cuenta que cuando vivimos en una ciudad pasamos gran parte de nuestro día a día desplazándonos debido a las importantes distancias.
  • Actividad pública. En la ciudad hay una mayor centralización de la población, por lo que tienes más posibilidades de conocer gente.
  • La posibilidad de sentirse más libre. En los grandes núcleos urbanos puedes ser quien quieras, tu anonimato y protección será la que tú elijas tener.
  • Acceso a las administraciones públicas y a la atención médica: Regularmente rastreamos en las comunidades urbanas todo el mando central de fundaciones gubernamentales, colegios o clínicas significativas, por lo que al vivir en una ciudad gozamos del beneficio de tener este gran número de administraciones más cerca de nosotros.

Beneficios o ventajas de vivir en campo abierto

  • Tranquilidad. Es un lugar más tranquilo donde es concebible encontrar relajación tanto física como mental. El campo es un lugar mucho más tranquilo que la ciudad, debido a la cantidad de ocupantes, pero además como consecuencia del modo de vida, que es bastante más relajado y en el que se está constantemente en contacto con la naturaleza.
  • Respirar aire natural. Uno de los beneficios fundamentales de vivir en el campo es el contacto con la naturaleza, la posibilidad de estar en un clima libre de contaminación. En las comunidades urbanas hay problemas de contaminación y el aire que inhalamos constantemente puede repercutir en nuestra satisfacción personal y nuestra condición de bienestar.
  • Tener un lugar con un área local. En el momento en que vives en una comunidad humilde o en el campo es más sencillo conocer a tus vecinos y establecer conexiones, por lo que la sensación de tener un lugar y un área local es más prominente que en la ciudad, donde la vida está más centrada en la independencia.
  • Los espacios abiertos, los escenarios, etc. de las regiones rústicas nos acogen para hacer ejercicio.
  • Produzca sus propios alimentos. Usted puede entregar sin duda una amplia gama de productos de la tierra para su propia utilización dejando de lado una tonelada de dinero en efectivo y consumirlos extremadamente nuevo sin compuesto sustancias añadidas.
  • Más espacio para residir: en comunidades sin pretensiones o en el campo en realidad querremos residir con más espacio ya que hay un menor grosor de población y regularmente en realidad querremos residir en casas más grandes y con bastante más espacio que en las comunidades urbanas. Esto es especialmente importante debido a la cuarentena prevista por la pandemia de Covid o Coronavirus, que ha obligado a la población a permanecer en el interior durante largos periodos de tiempo.
  • Costes más bajos: En las comunidades humildes los costes suelen ser muy elevados y regularmente querremos rentabilizar mucho más nuestro dinero ya que por ejemplo la compra diaria, la restauración o incluso el alquiler de la vivienda o la adquisición de alojamiento serán mucho menos costosos que en una ciudad.


Como hemos referido hay muchas ventajas e inconvenientes tanto de vivir en la ciudad como de vivir en el campo abierto, y la elección más idónea simplemente depende de ti y de lo que mejor se adapte al modo de vida que necesitas llevar y a cómo eres.

No obstante, aceptamos que no es necesario elegir un solo lugar y de vez en cuando la armonía entre la ciudad y el campo puede ser la decisión más idónea, por ejemplo, invertir energía en la ciudad y en el campo abierto, o elegir pueblos o distritos que estén relativamente cerca de las comunidades urbanas para poder movernos según las necesidades y obtener las ventajas de las dos opciones cuando lo deseemos.

Además, a ti, ¿dónde te gusta residir? Háganos saber su experiencia, podría ser muy útil para otra persona.

Artículos de la web:

¿cuándo funciona mejor una cosecha?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *